La enfermera nocturna. Cuento de Benedicto Víquez Guzmán

| No Comments

LA ENFERMERA NOCTURNA

 

En diciembre, cuando estuve internado en el hospital México, los compañeros de salón solían contarme historias muy variadas. Una me llamo mucho la atención. Me la contó Don Casimiro, un guanacasteco de casi setenta y cinco años,  mujeriego en su juventud, con más de veinte hijos y sin fortuna, pues la había perdido en guaro y mujeres. La última finquilla se la dio a una nica para que lo viera hasta su muerte pero casi nunca lo visitaba y con costo contestaba alguna llamada que yo le hacía a solicitud de él.


Una noche, como a la ocho, cuando el salón estaba con sólo dos pacientes bien dormidos, me dijo:


- Profe quiero contarle una historia.


Cerré el libro que leía, me Incorpore y le respondí:


- Échela, don Casimiro.


Antes de que Ud. llegara, como a las doce de la noche, llegó una enfermera hasta esta misma cama que ocupo ahora, me despertó y me dijo:


- Levántese, don Casimiro que tengo que llevarlo a rayos x para que te hagan unas placas.


Era muy joven, muy bonita y se mostraba muy amable. Por cierto, nunca la he vuelto a ver. Seguro la trasladaron de salón.


-¿Te traigo una silla?


- No, yo puedo caminar.


-Andando. Entonces


La seguí y de camino le dije que iba a orinar, cuando pasé cerca de un orinal.


- Te espero en el ascensor, me respondió.


Al llegar al ascensor la vi adentro con la puerta abierta. entré. La puerta se cerró y por querer ser cortés le pregunte:


- ¿No te da miedo estar a medianoche solita en un ascensor de un hospital?


Se quedó mirándome y me respondió:


- Cuando estaba viva sí.


Y cruzó la pared del ascensor y desapareció.


Puta yo soy guanacasteco y nunca había tenido miedo, ni cuando montaba los toros más pintados, pero de veras profe, me cogió una tembladera que no era jugando. Se abrió la puerta del ascensor y a pasitos lentos llegué a una silla que había junto al guarda y me senté.


- Te paso algo señor, ¿para donde va?


- A rayos x, tartamudee.


- Queda a la vuelta, está cerca.


Me levanté ayudado por el guarda y poco a poco llegué a la puerta de los rayos x. Estaba abierta y vaya  sorpresa, adentro estaba la enfermera joven y bonita.


- Te viniste sólo don Casimiro. Ya iba a traerte. Pase para que te tomen las placas.
Entré y me las hicieron. Al salir, la enfermera me dijo:


- Espere don Casimiro que yo lo voy a dejar.


- No se preocupe señorita. Yo puedo irme solo.


Y salí ligero rumbo al ascensor pues varias personas estaban entrando.


- Eso le pasó, don Casimiro, por mujeriego, le dije.


- Ay profe es que sin ellas no se puede vivir, me respondió el viejo.


Me quedé pensando y dije para mis adentros:


- Ojalá nunca nos manden esa enfermera.

 

Germán Hernández, Apología de los parques

| No Comments

 

GERMÁN HERNÁNDEZ. APOLOGIA DE LOS PARQUES

 

Germán Hernández publica este año, 2014, la primera novela Apología de los parques y es Uruk Editores quien lo hace.

La novelita no pasa de las 86 páginas pero la calidad si supera esa  pequeñez.

Muchos podrían pensar que se trata de otra novela de la ciudad ahora enfocada a los parques peo no. La novela posee otras dimensiones literarias importantes y originales. No encontrará el lector una voz que lo guíe por una lineal historia sino voces que narran sus pequeñas historias o sus atisbos de historias, Así la novela pierde la linealidad del sintagma para desarrollar una especie de mural, no solo de voces sino de historietas entremezcladas que abren un hermoso paradigma lleno de sensibilidades humanas poco conocidas por el vidente que ve esas personas deambular por la ciudad sin aparente meta y menos proyectos de vida.

Ese mural permite ver y oír al lector gentes sin casi perfil alguno, con pequeñas ambiciones: una mujer que se escapa y el personaje la sigue por toda la ciudad sin poderla detener, asido a un amor desigual e imposible, un ciego que cuando un caminante le ayuda a pasar la avenida le quita los anteojos y recobra la vista, favor que se convierte en perjuicio para el cieguito que pierde su cotidianidad y rutina y  eso para él es fatal, un pordiosero que le falta una pierna y es rescatado por un médico que se sorprende cuando la pierna comienza a formarse y recobra su estado original, un guarda que se enamora de la jefa ejecutiva de recursos humanos en un hotel capitalino y no solo pierde su trabajo sino su amor platónico, imposible a pesar de su  lucha por conseguirlo, un zapatero que desea hacer un favor para que se lo agradezcan y daña unos zapatos que compra una joven y cuando viene a devolverlos le da el dinero y dos pares más. Poco después la muchacha regresa para que le cambie los dos pares regalados porque están dañados y muchas otras pequeñas historias más.

No es fácil observar, en esa casi vida de la ciudad y  los parques en particular, y penetrar en la sicología social, la impersonalidad, la rutina, la superficie sin perfiles, esa gente anodina que nada, en apariencia, tienen que decir y que más que vivir duran, y delinear sus limitados sentimientos, sus pequeños y a veces escasos proyectos de vida.

Y otro aspecto de la novela digno de destacarse es visualizar qué es lo que esa masa amorfa realmente necesita. Deja claro que sus necesidades son diferentes a los otros, los diferentes, los que disfrutan de otros bienes y condiciones o ¿serán iguales, vestidos decolores llamativos y peinados a la moda? La duda nos hará pensar. Y para ellos ni los milagros son importantes y más bien interrumpen sus actividades y  el logro de posibilidades de satisfacer necesidades primarias.

Un símbolo de lo que  decimos está configurado con la muerte de las palomas. Quizás ellos son esas palomas que dan alegría y vida a seres anodinos, habitantes de los parques, niños inocentes como ellos, pero que también como ellos pareciera que algunos estorban y las matan. Es cierto que las palomas se vengan y la muerte por un cadáver de una de ellas, del viceministro, lo evidencia así  como la aparición de cadáveres en frente de los edificios y sobre todo las iglesias. Como a ellos, algunos piensan, hay que matarlos.

Original novela que bien podríamos ubicar como polifónica, de mural de voces, llena de sensibilidad y con un agudo sentido de la observación sobre un mundo que está a la vista pero que pocos se atreven, no a ver, sino a mirar y comprender.

 

JuanFrutos Verdesia. La traductora dePoe

| No Comments

LA TRADUCTORA DE POE. NOVELA DE JUAN FRUTOS VERDESIA

La traductora de Poe es la sexta novela escrita por Juan Frutos Verdesia. Ve la luz en el año 2014 y es una edición privada.
Novela del recuerdo de los tiempos idos y la nostalgia de ese pasado.
Azalea Barroeta y Elena Quesada son dos mujeres solitarias, que perdieron a sus compañeros y con ello sus proyectos de vida, Trata, por todos los medios de asirse al pasado y a un presente precario que las hace vivir la cotidianidad casi como una programación implacable en un marco revolucionario casi cómico e irreal.
El narrador omnipresente describe y expresa, más que narra un mundo de dos mujeres degradadas y un contexto histórico más lirico que épico. No es de extrañar que el discurso se acerque  a un poema vivido por las dos mujeres, inspirado por la poesía lacerada de Poe.
La estructura de la novela la constituyen doce capítulos, sin título, lineales, descriptivos, expresivos de una exquisita descripción. 
Encontramos párrafos de tres páginas que no solo paran el aliento sino nuestra respiración. Parecen poemas en prosa y su lenguaje un instrumento expresivo de gran aliento literario.
Poco  a poco, lentamente las mujeres se van delineando: Azalea viviendo los recuerdos del guerrillero el sueco Bohumil, un amor más accidental que otra cosa, y Elena a su esposo también fallecido. Ambas tentadas por el espectro de Poe a través de los versos de su  poesía El Cuervo y la dedicación a Elena. Azalea trata de traducirlo a Elena y se dan los primeros indicios de amor a Poe por parte de ella que cree en la veracidad de su declaración y se ilusiona con la idea de encontrar un verdadero amor. 
Azalea vive la poesía como si fuera su propia existencia y se aferra al daguerrotipo de su amor casual. Así ambas mujeres se aferran a sus propias degradaciones y su vida estéril y vacía. Azalea sabe que Poe es un impostor cibernético y se enfrenta a él con tal certeza a pesar de que ese fantasma conoce muy bien la poesía de Poe y confunde a la traductora, mientras Elena espera la traducción y da señales de amor al anafrero que la acosa cuando lo visita en la venta, y  termina aceptándolo cuando termina la revolución y Azalea es declarada presidenta del país en un acto más cómico que cívico.
Se dan inicios de la aparición de Poe, reencarnado en un monje y el checo en un anciano. Pero tal aparición de esos elementos sobrenaturales, de ninguna manera presenta una ambigüedad tal que logren del lector una alteración de credibilidad que convierta la novela intencionalmente fantástica.
La traductora de Poe es una novela bien escrita, con una fuerte presencia del narrador todo poderoso, descriptiva, más que narrativa, lírica, concisa, inspiradora e inteligente.
Pero es necesario decirlo, la novela es como un anunciado y esperado banquete del cual salimos con hambre.

LA TRADUCTORA DE POE. NOVELA DE JUAN FRUTOS VERDESIA

 

La traductora de Poe es la sexta novela escrita por Juan Frutos Verdesia. Ve la luz en el año 2014 y es una edición privada.

Novela del recuerdo de los tiempos idos y la nostalgia de ese pasado.

Azalea Barroeta y Elena Quesada son dos mujeres solitarias, que perdieron a sus compañeros y con ello sus proyectos de vida, Trata, por todos los medios de asirse al pasado y a un presente precario que las hace vivir la cotidianidad casi como una programación implacable en un marco revolucionario casi cómico e irreal.

El narrador omnipresente describe y expresa, más que narra un mundo de dos mujeres degradadas y un contexto histórico más lirico que épico. No es de extrañar que el discurso se acerque  a un poema vivido por las dos mujeres, inspirado por la poesía lacerada de Poe.

La estructura de la novela la constituyen doce capítulos, sin título, lineales, descriptivos, expresivos de una exquisita descripción.

Encontramos párrafos de tres páginas que no solo paran el aliento sino nuestra respiración. Parecen poemas en prosa y su lenguaje un instrumento expresivo de gran aliento literario.

Poco  a poco, lentamente las mujeres se van delineando: Azalea viviendo los recuerdos del guerrillero el sueco Bohumil, un amor más accidental que otra cosa, y Elena a su esposo también fallecido. Ambas tentadas por el espectro de Poe a través de los versos de su  poesía El Cuervo y la dedicación a Elena. Azalea trata de traducirlo a Elena y se dan los primeros indicios de amor a Poe por parte de ella que cree en la veracidad de su declaración y se ilusiona con la idea de encontrar un verdadero amor.
Azalea vive la poesía como si fuera su propia existencia y se aferra al daguerrotipo de su amor casual. Así ambas mujeres se aferran a sus propias degradaciones y su vida estéril y vacía. Azalea sabe que Poe es un impostor cibernético y se enfrenta a él con tal certeza a pesar de que ese fantasma conoce muy bien la poesía de Poe y confunde a la traductora, mientras Elena espera la traducción y da señales de amor al anafrero que la acosa cuando lo visita en la venta, y  termina aceptándolo cuando termina la revolución y Azalea es declarada presidenta del país en un acto más cómico que cívico.

Se dan inicios de la aparición de Poe, reencarnado en un monje y el checo en un anciano. Pero tal aparición de esos elementos sobrenaturales, de ninguna manera presenta una ambigüedad tal que logren del lector una alteración de credibilidad que convierta la novela intencionalmente fantástica.

La traductora de Poe es una novela bien escrita, con una fuerte presencia del narrador todo poderoso, descriptiva, más que narrativa, lírica, concisa, inspiradora e inteligente.

Pero es necesario decirlo, la novela es como un anunciado y esperado banquete del cual salimos con hambre.

 

 

Daniel Gallegos Troyo. La marquesa y sus tiempos

| No Comments

Foto: Y todavía hay quienes afirman que la literatura costarricense es de baja calidad. Mentira más grande. Lean esta novela y se convencerán de lo contrario. Y no la escribe un jovencito. Como que los viejos están dando la talla mejor que muchos jóvenes

 

La última novela publicada por Daniel la llamó La marguesa y sus tiempos. Memorias de una sibila y la publicó Alfaguara en el año 2014.1

 

 Alfaguara publica esta novela de Daniel Gallegos Troyo en este año de 2014. Francamente no esperábamos una novela de ciencia ficción de este costarricense.

 

 La novela consta de 23 subtítulos, un prólogo y un epílogo. Parece que la novela es lineal pero solo lo es en apariencia. Al irla leyendo descubrimos que los mismos personajes, sin excepción, son los narradores, a veces de sus propias historias, cuentos o pasajes de sus vidas. Así la novela se convierte en un coro de voces, una polifonía o concierto sinfónico que configuran toda la narración en una especie de mural dirigida por el tiempo, tanto el histórico como el cósmico o de la cuarta dimensión.

 La línea sintagmática de la historia la acapara la marquesa o Tishina, mujer mestiza costarricense que es oriunda de Orosi de Cartago, hija de India y padre inglés.

 

 De alguna manera los personajes más importantes, excepto Vittorio, son costarricenses: Y su primera reunión la tienen en la ciudad de Corfú, isla del Paraíso donde vivía Tishina.

 

 El joven que deseaba estudiar Arquitectura en Francia, y que dejó los estudios por conocer Italia y Grecia y tuvo que dedicarse a pintar cuadros típicos de Costa Rica para mantenerse, el bailarín Sergei Ristovic, el bello enano, Julián, Antonio el amigo del joven hijo de Alberto.

 

 Es en esa noche que Tishina le solicita a ese joven que escriba sus memorias.

 

 La novela se desarrolla con Tishina contando su origen en Orosi, sus encuentros con su esposo Vittorio, y el futuro biógrafo convertido en oyente. Antonio narra su sueño recurrente, Alberto cuenta cómo conoció a Tishina y el joven oyente, narra un cuento de niño con La China, una amiga invisible que no es otra que la mestiza Tishina.

 

 Hay narraciones extrañas, una fantástica y otras insólitas con explicación al final como la de El bailarín Sergei que asiste en Costa Rica a su propio entierro cuando se identificaba como Roberto Fernández y su amigo lo reconoció al instante. Y Roberto le cuenta su historia.

 

 Pero las historias increíbles las narra Tishina cuando conoce a Vittorio Vasari, su esposo. se inicia con el viaje por toda Europa y sobre todo la India sin escatimar en la educación filosófica y hasta las matemáticas y la física, y sin dejar de lado el arte, su pasatiempo y su gran pasión: el teatro. Siempre quiso ser actriz en el teatro y al final lo consigue aunque nunca quiso la fama y el reconocimiento de sus amigos.

 

 Vittorio la introdujo, a través de los monjes en el tiempo y eso sería vital tanto para él como para ella. La búsqueda del capítulo V de un famoso pergamino que se había perdido hizo que él conociera los secretos de la encrucijada de los tiempos y los experimentara en su propia persona, y también en su esposa Tishina.

 

-" Según lo escrito aquí, todo parece concluir que, a la par del tiempo que conocemos como nuestro tiempo, el que nuestros sentidos captan, en el que transcurren nuestros días mientras vivimos cotidianamente, en el que nacemos y morimos todos, conocido como el tiempo histórico, el cual es lineal y continuo, simultáneamente existe otro, al que podríamos llamar el tiempo cósmico. Ambos operan en diferentes dimensiones y a diferentes velocidades". P. 105.

 

 Ese es el núcleo semántico de la novela y quien dirige las narraciones particulares y la englobante.

 

 Vittorio dedica todo su tiempo en buscar los dos sitios donde se realizara cada 100 años el cruce de esos tiempos con el fin de entraren el tiempo cósmico. Logra encontrar el primero con la fecha del 21 de junio del año 1839 en la isla dl mar Jónico y el 21 de diciembre de 1939 en la misma isla. Y para el nuevo mundo, se fijaban las fechas así: el 21 de marzo de 1874 en el istmo centroamericano, Cartago Costa Rica y el 21 de setiembre de 1974 en el mismo sitio. Los dos en una cueva y ahí se convertiría en un viviente del tiempo cósmico al entrar en la cuarta dimensión del tiempo, pasando del rayo verde al rojo que era neutro y de él al cubo luminoso azul que era el tiempo cósmico. Ahora olvidaría el tiempo histórico y viviría 100 años como empezando su biografía y con algunas posibilidades especiales como el poder estar al mismo tiempo en dos lugares diferentes sin importar la distancia, poder hacerse invisible y visible cuando lo quisiera y otros atributos.

 

 La vida nueva de Vittorio lo convirtió en trabajador y buen hijo, así como caritativo y viajó a Costa Rica con el fin de conocer el otro sitio de la encrucijada. En Orosi conoció la familia de Marcelino y La China Valdés que no era otra que Tishina. En su viaje de reconocimiento del sitio de la encrucijada, el padre de la joven, se cayó del caballo y poco después murió. Vittorio se encargo de todos los gastos, compro una finca y una casa y se las dio la viuda y sus hijos y una fortuna para que pudieran vivir sin necesidades económicas. Les propuso a Tishina que viajaran con él a Italia, tanta ella como su hermano y la madre consintió y partieron para el puerto a embarcarse. Ahí el hermano no quiso viajar y solo la joven lo hizo.

 

 Inicia así el tiempo cósmico de Vittorio con la iniciación de Tishina como marquesa y la joven poco a poco se va cultivando en la literatura, el arte, la música y las letras, ingresa a un internado en Suiza y conoce el mundo europeo e indio y se convierte en una mujer culta y con un ideal que al final logra pero que poco ejercita: ser actriz de teatro.

 Y comienza también a experimentarlos hechos extraños, sobrenaturales que la llenan de preocupación:

 

"A la salida del estudio del célebre pintor, al subir al coche que me esperaba, un pobre mendicante alzó la mano para pedir limosna. Yo hurgué en mi bolso para hallar algunas monedas pero al intentar dárselas, había desaparecido". P. 134.

 

 Después se sabrá que el anciano era su esposo Vittorio. Y eso ocurrió en varias ocasiones.

 Vittorio llegó a un estado de depresión cuando descubrió que el mundo histórico, desde la perspectiva cósmica no era tal y como lo esperaba. Privaba el caos y no la armonía, lo material y nunca lo espiritual y eso lo entristecía a tal extremo que lo enfermaba. Asi se lo comunicó a Tishina y cuando llegó la fecha de la encrucijada de los tiempos acudió a salir del tiempo cósmico pues comprendía que no soportaría otros cien años y se retiró al monasterio donde su padre había estado la primera vez y murió cuando fue atacado por los soldados alemanes en la primera guerra mundial.

 

 Mientras tanto Tishina visitaba Costa Rica y con su amigo biógrafo y otros simpatizantes, le solicitó a su biógrafo que cuando ella entrara en el tiempo cósmico, le entregara sus memorias para recuperar los recuerdos de su vida pasada y no olvidarlos a ellos y sus orígenes.

 

 Llegada la fecha fueron a Lacueva del cruce de tiempos y realizó el paso a la cuarta dimensión. Su biógrafo le entregó sus memorias y ella pudo conocer su antigua vida.

 

"De cuando en cuando Tishina y Antonio aparecen en Costa Rica. En esas ocasiones se reúnen con un selectísimo grupo de personas con quienes comparten sus ideales y experiencias espirituales. Viajan de forma muy económica porque Tishina invierte su capital de manera anónima en beneficio de instituciones que ayudan a la gente pobre, especialmente a los niños y enfermos, a los hospitales; en fin, toda ayuda para los más necesitados". P. 216.

 

 Una novela de ciencia ficción sin duda alguna, llena de misterio y gratificante encanto. Rica en las manifestaciones del arte y su encanto creativo espiritual que enseña el amor por la literatura y las más diversas manifestaciones creativas. Estimula la libertad, la paz y la armonía y conduce al hombre que la lee por la búsqueda de la armonía contra los males del caos, el crimen, la pobreza y las pasiones.

 

 El tiempo es una categoría importante en las dimensiones cuánticas que se estudian hoy como avances científicos originados en el cosmos y sus relaciones no solo temporales sino de las intercomunicaciones y las ondas. Mucho de todo esto será verificado en futuros cercanos, esperamos que para una sociedad más justa y humana.



1 Gallegos Troyo, Daniel. La marquesa y sus tiempos. Alfaguara, 2014.

Los corruptores, Novela de Jorge Zepeda Patterson

| No Comments

LOS CORRUPTORES. NOVELA DE JORGE ZEPEDA PATTERSON

Esta novela política la publicó Planeta el año 2013. Tiene el formato de diario aunque no es mas que un formalismo pues la novela está narrada por una voz escondida fuera de la historia que dispone, estructura, describe y cede la palabra a los personajes para que mediante sus  diálogos vayan desarrollando la intriga y los diferentes acontecimientos de los múltiples procesos que se desarrollan.
Una vez afirmaba García Márquez que la profesión de periodista era muy propicia y favorable para escribir novelas y a fe que tenía razón. Esta novela es la mejor muestra de ello.
Comienza un 19 de noviembre a las 5 p. m., luego pasa al año 1984 y  sigue con días de noviembre. Se detiene en el año 1996, continúa con dos días de noviembre y se detiene en el año 2009, hasta el 30 de noviembre y finaliza el viernes 6 de diciembre del 2013.
El núcleo central de la novela está configurado por el personaje Pamela Dos Santos, una estrella de cine de poco éxito pero muy famosa por su belleza y la cantidad de amantes que ha tenido a lo largo de su juventud y sus años de madurez. Su único familiar que la visita es un primo empresario y lavador de dólares que sirve de enlace entre ella y el cártel de Sinaloa.
Pamela se convierten la espía de todos los políticos del distrito federal de México y los ministros, así como todo aquel que la visite para sus fines sexuales. Ella se encarga de complacerlos a la vez que obtiene y grava las conversaciones de ellos por teléfono más la información que puede obtener con sus encantos. Posee cámaras ocultas y en ellas deja depositadas imágenes y conversaciones comprometedoras par a los funcionarios de los gobiernos de turno y sus negocios, crímenes, y contactos con el narco.
En realidad la novela no entra en profundidad con los negocios y vida de los narcos y sus  cárteles aunque cita de preferencia dos: el del pacífico y el de Sinaloa. Su interés narrativo se centra en los funcionarios actuales y anteriores de los gobiernos tanto del país como de los  diferentes estados. Su  preferente es el distrito federal. 
La novela inicia en verdad, con el crimen de Pamela y el reportaje que hizo el periodista Tomas, miembro de un grupo de amigos de infancia, llamado Los Azules, que conservan aún la amistad y la fidelidad que los caracterizó cuando eran adolescentes.
El reportaje daba información del lugar donde se encontró muerta Pamela e indicios de posibles asesinos pero nunca señala el asesino real de ella. Pero causó enorme impacto en los lectores del periódico y  las autoridades vigentes, sobre todo en el Ministro de Gobierno, Augusto Salazar que era el amante preferido de Pamela.
La novelase desarrolla desde ese punto de partida y los miembros de los azules se convierten, sin proponérselo directamente en los investigadores del asesino de Pamela y los entretelones que existían detrás de ese asesinato, tanto en los representantes del poder político, investigadores, relaciones con el narco y el lavado de dólares.
Así familiares e hijos de los amigos de adolescencia, Mario, Amelia, Tomás, y Jaime fueron protagonistas de todo lo que pasaba en esa investigación y sufrieron, tal el caso de Mario secuestros y torturas en su hijo Vidal y el amigo Luis que se convirtieron en investigadores cibernéticos de gran valor para los narcos.
Al final Jaime que pertenecía a Los Azules, y era el dueño de una compañía de seguridad privada, es descubierto por sus amigos y se esclarece el autor del asesinato de Pamela y posibilita otro reportaje de Tomás que induce a Salazar a suicidarse y esclarece la corrupción de los funcionarios del gobierno y no solo los corruptores son los que fácilmente se dejaban corromper por favores  políticos o económicos. La tesis de Jaime era que los fines justificaban los medios, y solo  de esa manera era posible tener una patria mejor. Sin embargo sus amigos, sobre todo Amelia, presidenta de un partido moderado, creía que esa no  era la forma de lograrlo.
Novela de gran impacto político, sin grandes aspiraciones literarias pero que abre la veta narrativa actual de la política y la corrupción así como los entretelones del crimen, la violencia y el futuro de nuestros países.

LOS CORRUPTORES. NOVELA DE JORGE ZEPEDA PATTERSON

 

Esta novela política la publicó Planeta el año 2013. Tiene el formato de diario aunque no es más que un formalismo pues la novela está narrada por una voz escondida fuera de la historia que dispone, estructura, describe y cede la palabra a los personajes para que mediante sus  diálogos vayan desarrollando la intriga y los diferentes acontecimientos de los múltiples procesos que se desarrollan.

Una vez afirmaba García Márquez que la profesión de periodista era muy propicia y favorable para escribir novelas y a fe que tenía razón. Esta novela es la mejor muestra de ello.

Comienza un 19 de noviembre a las 5 p. m., luego pasa al año 1984 y  sigue con días de noviembre. Se detiene en el año 1996, continúa con dos días de noviembre y se detiene en el año 2009, hasta el 30 de noviembre y finaliza el viernes 6 de diciembre del 2013.

El núcleo central de la novela está configurado por el personaje Pamela Dos Santos, una estrella de cine, de poco éxito pero muy famosa por su belleza y la cantidad de amantes que ha tenido a lo largo de su juventud y sus años de madurez. Su único familiar que la visita es un primo empresario y lavador de dólares que sirve de enlace entre ella y el cártel de Sinaloa.

Pamela se convierte en la espía informante del cartel de Sinaloa, de todos los políticos del distrito federal de México y los ministros, así como todo aquel que la visite para sus fines sexuales. Ella se encarga de complacerlos a la vez que obtiene y grava las conversaciones de ellos por teléfono, más la información que puede obtener con sus encantos. Posee cámaras ocultas y en ellas deja depositadas imágenes y conversaciones comprometedoras par a los funcionarios de los gobiernos de turno y sus negocios, crímenes, y contactos con el narco.

En realidad la novela no entra en profundidad con los negocios y vida de los narcos y sus  cárteles aunque cita de preferencia dos: el del Pacífico y el de Sinaloa. Su interés narrativo se centra en los funcionarios actuales y anteriores de los gobiernos, tanto del país como de los  diferentes estados. Su  preferente es el Distrito Federal.

La novela inicia en verdad, con el crimen de Pamela y el reportaje que hizo el periodista Tomás, miembro de un grupo de amigos de infancia, llamado Los Azules, que conservan aún la amistad y la fidelidad que los caracterizó cuando eran adolescentes.

El reportaje daba información del lugar donde se encontró muerta Pamela e indicios de posibles asesinos pero nunca señala el asesino real de ella. Causó enorme impacto en los lectores del periódico y  las autoridades vigentes, sobre todo en el Ministro de Gobierno, Augusto Salazar que era el amante preferido de Pamela.

La novela se desarrolla desde ese punto de partida y los miembros de Los Azules se convierten, sin proponérselo, directamente en los investigadores del asesino de Pamela y los entretelones que existían detrás de ese asesinato, tanto en los representantes del poder político, investigadores, relaciones con el narco y el lavado de dólares.

Así familiares e hijos de los amigos de adolescencia, Mario, Amelia, Tomás, y Jaime fueron protagonistas de todo lo que pasaba en esa investigación y sufrieron, tal el caso de Mario, secuestros y torturas en su hijo Vidal y su amigo Luis que se convirtieron en investigadores cibernéticos de gran valor para los narcos.

Al final Jaime, que pertenecía a Los Azules, y era el dueño de una compañía de seguridad privada, es descubierto por sus amigos y se esclarece el autor del asesinato de Pamela y posibilita otro reportaje de Tomás que induce a Salazar a suicidarse y esclarece la corrupción de los funcionarios del gobierno y no solo los corruptores sino los que fácilmente se dejaban corromper por favores  políticos o económicos. La tesis de Jaime era que los fines justificaban los medios, y solo  de esa manera era posible tener una patria mejor. Sin embargo sus amigos, sobre todo Amelia, presidenta de un partido moderado, creían que esa no  era la forma de lograrlo.

Novela de gran impacto político, sin grandes aspiraciones literarias pero que abre la veta narrativa actual de la política y la corrupción así como los entretelones del crimen, la violencia, el narco y el futuro de nuestros países.

 

Diariode finisterre. Novela de Gustavo Adolfo Chaves Ridríguez

| No Comments

Foto: DIARIO DE FINISTERRE
Gustabo Adolfo Chaves Rodríguez escribió su primera novela, Diario de finisterre en este año  2014 y se la publicó Uruk Editores.
Es una novela bien escrita, intimista cuyo núcleo semántico es la infidelidad, ubicada esencialmente en la ciudad de San José. 
Su originalidad radica básicamente en la estructura semántica de vidas paralelas que se entrecruzan en espacios y tiempos creadas por un escritor personaje que no es otro que el mismo Gustavo Adolfo y su amiga Susana Domingo.
Dos familias comparten no solo la amistad sino inquietudes vitales y secretos sobre todo entre los dos hombres. Se trata de Carlos Agustín Galsonati y Sonia Céspedes y Rubén casado con Kattia y con dos hijos, uno de ellos Carlitos que es ahijado de Galsonati.
La situación inicial de la novela es negativa y abre el conflicto de la posible infidelidad de Galsonati a su esposa Sonia que partió hacia Brasil por quince días y deja solo a su marido. Este se deprime y abandona toda actividad hogareña por un tiempo y hasta deja de preparar sus lecciones de música y se convierte en un completo irresponsable. Suele comer en la soda Pilar y tomar alguna cerveza en la Bohemia o el bar El Adríatico. Esta es la obertura de la novela y luego sigue el diario por una semana hasta concluir con el domingo y el epílogo final.
El lector podría sorprenderse de que un diario no fuera contado por el personaje protagonista sino por un yo anónimo que se convierte en el sujeto de la enunciación  y conoce todos los pormenores de los personajes y sitios donde frecuentan ir, describe las escenas y los estados anímicos de ellos y les da la palabra para que dialoguen.
Así, la novela aparentemente deja de ser diario para convertirse en una historia lineal entretenida y emotiva. No es sino al final cuando se aclara la verdadera estructura técnica utilizada por el autor que a nuestro juicio es muy original  e ingeniosa.
Las primeras muestras de infidelidad comienzan cuando llega a Costa Rica Ana María Paz, una compañera de estudios salvadoreña que venía de gira por Costa Rica. Realmente no pasa nada entre ellos pero angustia a Galsonati con solo la idea de traicionar a Sonia. Y la otra situación que le inquieta es una joven estudiante de música que trabaja en la soda Pilar que establece una amistad cercana con él y por momentos se siente acosado pero tampoco ocurre lo que su amigo Rubén piensa y el teme.
Sorpresivamente Galsonati cree descubrir en sus viajes por la ciudad que una mujer que ve es muy parecida a Sonia y que se hace acompañar por un hombre. Curiosamente trasforma su pocilga en una casa limpia y él se vuelve más responsable y limpio. Pero en una ocasión vuelve a encontrarse la que él creía era Sonia y la sigue hasta su casa y se comporta como un hombre celoso y dispuesto a enfrentar a la que cree es su esposa. La espera hasta que la ve salir con un hombre y se enfrenta a ella, No obstante las similitudes físicas y psicológicas la señora le demuestra que no es Sonia y que es casada con el hombre que la acompaña. Galsonati se muestra confundido y muy afectado y si al principio se disculpa, al final sale de la casa sin rumbo cierto y desaparece.
En los últimos días Sonia llega a su casa y no encuentra a su  marido y solo descubre unos manuscritos que tenían como destinatario a Gustavo Adolfo Chaves, Va a su  casa y se los entrega. Uno es el diario de Valerio un personaje que también le sucedió algo parecido a lo que le ocurrió a Galsoneti y otro la novela de Susana Boca del Monte (antiguo nombre de San José).
El señor Gustavo Adolfo explica el proyecto inicial de escribir una trilogía: Las cartas flamencas, Boca del Monte y el diario de finisterre. De ellas solo termino publicándose la última.
Otro aspecto que se comenta por parte de Gustavo es una tesis sobre la literatura costarricense del campo y la actual de la ciudad. Esta última la critica por ser tan degradante y describir lo malo de la ciudad y convertirla en un infierno de pasiones, violencia y vicios.
Habría que decir que la llamada literatura del agro fue escrita por citadinos y no por los campesinos. Que consideraban el campo como un paraíso, un locus amoenus., mientras que los citadinos eran violadores de campesinas y nido de prostitución y depravaciones. 
Si bien es cierto mucho de lo que se le critica a los narradores de las generaciones posteriores a los del año 1942, no toda la literatura escrita posteriormente es uniforme. La visón de mundo de ellos es más crítica, diversa y universal.
El diario finisterre es una novela original, bien escrita con una estructura ingeniosa y entretenida. Quizás sin grandes pretensiones pero igualmente digna de leerse y capaz de ofrecer un amplio panorama para la discusión, el análisis y  de seguro, la polémica.

DIARIO DE FINISTERRE

Gustabo Adolfo Chaves Rodríguez escribió su primera novela, Diario de finisterre en este año  2014 y se la publicó Uruk Editores.

Es una novela bien escrita, intimista cuyo núcleo semántico es la infidelidad, ubicada esencialmente en la ciudad de San José.

Su originalidad radica básicamente en la estructura semántica de vidas paralelas que se entrecruzan en espacios y tiempos creados por un escritor personaje que no es otro que el mismo Gustavo Adolfo y su amiga Susana Domingo.

Dos familias comparten no solo la amistad sino inquietudes vitales y secretos sobre todo entre los dos hombres. Se trata de Carlos Agustín Galsonati y Sonia Céspedes y Rubén casado con Kattia y con dos hijos, uno de ellos Carlitos que es ahijado de Galsonati.

La situación inicial de la novela es negativa y abre el conflicto de la posible infidelidad de Galsonati a su esposa Sonia que partió hacia Brasil por quince días y deja solo a su marido. Este se deprime y abandona toda actividad hogareña por un tiempo y hasta deja de preparar sus lecciones de música y se convierte en un completo irresponsable. Suele comer en la soda Pilar y tomar alguna cerveza en la Bohemia o el bar El Adríatico. Esta es la obertura de la novela y luego sigue el diario por una semana hasta concluir con el domingo y el epílogo final.

El lector podría sorprenderse de que un diario no fuera contado por el personaje protagonista sino por un yo anónimo que se convierte en el sujeto de la enunciación  y conoce todos los pormenores de los personajes y sitios donde frecuentan ir, describe las escenas y los estados anímicos de ellos y les da la palabra para que dialoguen.

Así, la novela aparentemente deja de ser diario para convertirse en una historia lineal entretenida y emotiva. No es sino al final cuando se aclara la verdadera estructura técnica utilizada por el autor que a nuestro juicio es muy original  e ingeniosa.

Las primeras muestras de infidelidad comienzan cuando llega a Costa Rica Ana María Paz, una compañera de estudios salvadoreña que venía de gira por Costa Rica. Realmente no pasa nada entre ellos pero angustia a Galsonati con solo la idea de traicionar a Sonia. Y la otra situación que le inquieta es una joven estudiante de música que trabaja en la soda Pilar que establece una amistad cercana con él y por momentos se siente acosado pero tampoco ocurre lo que su amigo Rubén piensa y el teme.

Sorpresivamente Galsonati cree descubrir en sus viajes por la ciudad que una mujer que ve es muy parecida a Sonia y que se hace acompañar por un hombre. Curiosamente trasforma su pocilga en una casa limpia y él se vuelve más responsable y limpio. Pero en una ocasión vuelve a encontrarse la que él creía era Sonia y la sigue hasta su casa y se comporta como un hombre celoso y dispuesto a enfrentar a la que cree es su esposa. La espera hasta que la ve salir con un hombre y se enfrenta a ella, No obstante las similitudes físicas y psicológicas la señora le demuestra que no es Sonia y que es casada con el hombre que la acompaña. Galsonati se muestra confundido y muy afectado y si al principio se disculpa, al final sale de la casa sin rumbo cierto y desaparece.

En los últimos días Sonia llega a su casa y no encuentra a su  marido y solo descubre unos manuscritos que tenían como destinatario a Gustavo Adolfo Chaves, Va a su  casa y se los entrega. Uno es el diario de Valerio un personaje que también le sucedió algo parecido a lo que le ocurrió a Galsoneti y otro la novela de Susana Boca del Monte.

El señor Gustavo Adolfo explica el proyecto inicial de escribir una trilogía: Las cartas flamencas, Boca del Monte y el diario de finisterre. De ellas solo termino publicándose la última.

Otro aspecto que se comenta por parte de Gustavo es una tesis sobre la literatura costarricense del campo y la actual de la ciudad. Esta última la critica por ser tan degradante y describir lo malo de la ciudad y convertirla en un infierno de pasiones, violencia y vicios.

Habría que decir que la llamada literatura del agro fue escrita por citadinos y no por los campesinos. Que consideraban el campo como un paraíso, un locus amoenus., mientras que los citadinos eran violadores de campesinas y nido de prostitución y depravaciones.

Si bien es cierto mucho de lo que se le critica a los narradores de las generaciones posteriores a los del año 1942, no toda la literatura escrita posteriormente es uniforme. La visón de mundo de ellos es más crítica, diversa y universal.

El diario finisterre es una novela original, bien escrita con una estructura ingeniosa y entretenida. Quizás sin grandes pretensiones pero igualmente digna de leerse y capaz de ofrecer un amplio panorama para la discusión, el análisis y  de seguro, la polémica.  

Foto: La nueva revelación en la literatura costarricense, Laura Quijano Vincenzi, nos presenta su nueva novela

SEÑORA DEL TIEMPO ...  O TIEMPO DE LA SEÑORA

 

Esta novela de Laura Quijano Vincnzi se ubica en la literatura de ciencia ficción. La calificada por algunos críticos como "dura" para diferenciarla de la "ligth".

La novela consta de un prólogo donde se describe la situación inicial negativa,  XLVIII capítulos y un epílogo.

La novela está narrada por un yo extradiegético que se mantiene fuera de lo narrado por él o por los personajes y desde esa objetividad describe, introduce  personajes y maneja todos los detalles importantes de la novela.

Pero la estructura de esta obra se oculta en cuatro sintagmas que se entrecruzan en cada capítulo y configuran un significativo y rico paradigma. Los tres primeros están configurados por la tesis, la antítesis y la síntesis y  el cuarto de ellos  es solo un contexto circunstancial que engloba el aspecto político y social.

La tesis de la novela describe a la mujer desde niña y los tiempos del pasado donde fue víctima de los prejuicios culturales, religiosos e ideológicos e incapaz de participar del conocimiento y la ciencia. Así lo ejemplifica, desde la niña Paula, la llamada niña loca y amiga de Elena que era capaz de predecir eventos como los terremotos con precisión absoluta:

"-¡Tenes que cuidarte  Elena! ¡Habrá un terremoto gigante! -Exclamó- ¡Muuuy  grande dentro de un rato! ¡Deberías esconderte! ¡Huuuuuuiiiiir!" p. 10.

Así ocurrió y Elena aterrorizada, se escondió debajo de una mesa, en una pulpería mientras su madre moría, lo mismo que Paula.

Ese pasado lo recordará siempre Elena ya desde el presente de científica con su proyecto científico de la esfera capaz de predecir los eventos terrestres. No sin antes sufrir y soportar una cultura llena de prejuicios que calificaba a las mujeres que poseían conocimientos científicos como fenómenos extraños y peor les iba a aquellas con capacidades sensoriales de gran sensibilidad, que llamaban  locas o brujas y  las despreciaban y hasta maltrataban. Solo les faltaba quemarlas vivas.

Esa es la situación inicial de la tesis existente que con frecuencia recordaría Elena desde el presente de la novela que se ubica en el año 2062, cuando, con un grupo de científicos y después de estudios profundos en Japón, logra crear la esfera, una especie de computadora inteligente que prometía predecir con gran precisión los terremotos.

Ese presente de lucha contra la ignorancia y de alta tecnología abre el segundo sintagma que hemos llamado la antítesis. Así se enfrenta a la tesis configurada por la ignorancia y el descrédito de la mujer bruja, mala, loca, asesina, endemoniada.

Esta sección es la más extensa y sobresalen tres mujeres en forma especial; Elena, Catalina y María, la monja.

Elena es la científica, creadora de la computadora cuántica que llamó esfera, casada con Sergio y Catalina es la mujer de gran sensibilidad sensorial y dominio neurológico, capaz de predecir con suma precisión los eventos más increíbles, como terremotos, erupciones de volcanes, muertes y hasta capaz de sanar  enfermos. Es casada con Julián y tiene una historia importante con venganzas y muertes por parte de su abuela que se insinúa fue la que la inició en esas artes. Hasta su  mismo esposo, Julián tiene la duda de si no sería ella la que mató a su madre.

Elena probó su esfera y ésta no pasó correctamente el pronóstico, no se autoalimentó y la científica necesitaba otra prueba pero buscaba una persona como la niña Paula que alimentara con datos su máquina.  Logró convencer a sus colaboradores, científicos también para llevar a cabo una segunda prueba, esta vez en Nicoya. Y hacia ese lugar se trasladaron con la esfera y la esperanza de encontrar una mujer que le ayudara en su proyecto. Es así como la antítesis se inicia en una Semana Santa en Nicoya. Esa lucha abarca casi toda la novela.

El otro sintagma que está presente pero que se mantiene al margen del experimento científico es la tecnificación que se da en ese pueblo y que ha creado, ferrocarriles modernos, plantas  eléctricas, condominios ultramodernos y adelantos tecnológicos en los pacientes como los nanomédicos, capaces de predecir y controlar el estado de salud de los individuos.

Pero para llegar a esos niveles tecnológicos el ministerio correspondiente dio en concesión la planta eléctrica de Cóbano y los modernos condominios. Y es el señor Cambronero y sus empresas el favorecido pero aparece el géologo Mario y otros  que sospechan de la calidad de los materiales de construcción de la empresa y se desarrolla entonces la investigación sobre esos aspectos simultáneamente a la llegada del terremoto y la predicción por parte de la esfera, la noche del lunes santo.

La vida cotidiana en los condominios no transcurre tan armoniosamente y menos con  tranquilidad. La familia de Elena, compuesta por Ella y Sergio así  como sus  hijos Daniela y Fabio, viven unas relaciones sobre todo entre los esposos con tensiones normales entre una mujer obstinada, persistente, inteligente que tiene muy adentro su proyecto científico y lucha por él y un marido que pide y exige a veces atención y vida hogareña tranquila.

Lo mismo o quizás más grave le ocurre a Catalina con Julián. Pero poco a poco las familias se consolidan y en el caso de Catalina, crecen dos hijos, Jimena y Francisco. La primera sumamente  inteligente y desenvuelta.

María la monja que tiene que enfrentarse a los prejuicios y necedades del padre Gabriel, el cura de la capilla católica del condominio donde viven. Ella había hecho estudios neurológicos y se especializaba en psiquiatría.

Muchos ejemplos pueden señalarse con respecto a la lucha de la ciencia contra la superstición, tanto María que acude a la audiencia para completar el  expediente de Catalina con el doctor Bolaños,  que desea, por todos los medios irracionales, enclaustrar a Catalina en un manicomio por  loca, bruja y asesina, según él.

Una novela del tiempo, sí, un pasado (presente actual), victimario  de la mujer, un presente del futuro  ( año 2062), presente de los acontecimientos y lucha de contrarios, así como la tesis  que vislumbra un futuro de ese presente técnicamente superior y dirigido por los adelantos científicos más sofisticados.

Algunos lectores podrían afirmar que la novela es lenta, de tiempo calculado pero considero que fue hecho a propósito para distinguir los sintagmas que conforman ese paradigma llamado novela. Y como parte de la cohesión discursiva.

Tal  vez la seguridad excesiva y robótica no sea la mejor en una ciudad del futuro altamente tecnificada.

Pero lo más importante es que se logra verificar que la mujer es tan o más inteligente que el hombre, que pueden formar una familia estable, feliz y sobre todo donde ambos se realicen en ese proyecto juntos y en  los proyectos individuales, sin ofrecer obstáculos uno  al  otro. Si eso es una realidad, entonces, la sociedad se transforma en un lugar más humano, libre y vital.

El ingenio maligno. Rafael Ángel Herra Rodríguez

| No Comments

La editorial Costa Rica y la Ed. U C R se aliaron para publicar la novela de Rafael Ángel Herra, Rodríguez, El ingenio maligno, este año de 2014. Forma parte de tres novelas maravillosas que se iniciaron con El genio de la botella: 1990 y esta que es la segunda.
Estoy seguro que no se ha publicado aún en Costa Rica ninguna novela con tanta riqueza técnica y creativa sobretodo en el discurso.
Todo texto es producto de una enunciación y esta consta de los siguientes elementos estructurales de la comunicación:
El autor, lo mismo que el lector real, permanecen fuera de la enunciación y esta solo se da en el presente. Así el autor crea el texto con un YO que es el sujeto de la enunciación u enunciado que es lo que este dice o cuenta a un destinatario. El enunciado o lo dicho por ese YO posee un sujeto del enunciado y un escucha u oyente.

 

 

La editorial Costa Rica y la Ed. U C R se aliaron para publicar la novela de Rafael Ángel Herra, Rodríguez, El ingenio maligno, este año de 2014. Forma parte de tres novelas maravillosas que se iniciaron con El genio de la botella: 1990 y esta que es la segunda.

Estoy seguro que no se ha publicado aún en Costa Rica ninguna novela con tanta riqueza técnica y creativa sobretodo en el discurso.

Todo texto es producto de una enunciación y esta consta de los siguientes elementos estructurales de la comunicación:

El autor, lo mismo que el lector real, permanecen fuera de la enunciación y esta solo se da en el presente. Así el autor crea el texto con un YO que es el sujeto de la enunciación u enunciado que es lo que este dice o cuenta a un destinatario. El enunciado o lo dicho por ese YO posee un sujeto del enunciado y un escucha u oyente.

"Aldebarán tomó la pluma y  se puso a escribir".p.9.

Quien dice esa enunciación es el YO y afirma que Aldebarán, sujeto del enunciado se puso a escribir que es el enunciado y no aparece aún explícitamente el escucha u oyente y tampoco el destinatario ficticio.

Pronto Aldebarán crea el escucha y  lo llama Diógenes un perro que tiene antecedentes en la novela anterior El genio de la botella.

Así comienza la historia de la novela con la narración de un cuento que nunca acaba y siempre se renueva y los diálogos filosófico, llenos de picardía  e ingenio entre ambos.

"Al principio no había relatos. Un hombre, sentado junto al río, miraba pasar la corriente."p.11.

Este es el embrión narrativo de toda la novela: el hombre y el río y su destino: Desconocer todo hasta su origen y su identidad. Hombre y río forman una homología  inseparable.

Y comienzan los cuentos que establecen los diálogos entre genio y perro y el juego con los textos de la cultura literaria tradicional. Lo que Kristeva llamó la intertextualidad y gracias a la genialidad y dominio de ellos del autor se va abriendo un mural de textos, voces, e imágenes en diversos viajes río arriba y a veces rió abajo al final y sin atreverse a cruzar el río, su vida y  su destino.

Ese mural fue llamado también por Kristeva como menipea, carnaval y a fe que el autor así los convierte con los cuentos sin acabar y que van completándose poco  a poco conforme los personajes, encuentros, viajes río arriba a su origen que nunca se esclarece pero se intuye hasta llegar a la biblioteca y encontrar que todos los libros son iguales y con el mismo cuento.

"Aldebarán cerro así la historia. El desdichado ignora que solo existe porque lo nombro. También yo termino ahora de escribir mientras espero: tal vez pase flotando el cadáver de mi enemigo". p. 183.

Se llega al final de la vida del genio y todo lo que inventó. No sin antes pasar por viajes a ciudades, donde se encuentra con Don Quijote y  Sancho y presencia parte de sus verdades-locuras. Asiste a guerras casi sin participar, fusilamientos y enamoramientos de mujeres aparecidas al azar y hasta una muy parecida a Beatriz que lo lleva a conocer parte del infierno de Dante y regresa luego a su sitio, junto al río, a esperar sin saber qué: un enemigo pasar muerto por el río que se intuye es el mismo.

Una novela maravillosa, típicamente maravillosa, donde las leyes naturales conviven, coexisten con las sobrenaturales como si fuera lo más natural.

Un río que nunca es el mismo como decía Heráclito y un hombre que lo mira y lo toma como núcleo generador de su vida. Pero que nunca lo separa del sueño, de la duda de ser una quimera, nada. Priva la duda entre ser y parecer y se privilegia este último.

El autor genialmente toma ese aporte de Descartes para homologarlo con la creación que no es más que ficción, parecer, mentira embuste aunque algunos no lo vean así.

Una novela para reflexionar, disfrutar y aprender. Genial  y diligente creación de una visión crítica del ser humano, su   origen y destino.

 

A LA SOMBRA DEL MANGO. Relato. Benedicto Víquez Guzmán

| No Comments

A LA SOMBRA DEL MANGO

 

-Y saber que en una celda  de ese elegante edificio pasé más de siete meses. Estaba del otro lado y al lado me hacían compañía, Ana, la joven mostradora, Chavitos, Gerardo y Patojo.

En la glorieta las palomas se bañaban y revoloteaban por unos poyitos en busca de su alimento. Unas gringuillas las espantaban, más por el  temor de recibir una cuita que por miedo a ellas. De repente una hermosa y tornasolada se posó en mi rodilla y permitió que la acariciara.

-Muy confianzuda la caraja, jajjajaja

- Sí, desde hace mucho tiempo son mis amigas y siempre me buscan para conversar. No interrumpen, solo miran y vuelan en círculo cuando están asustadas.

-Al menos esta parece contenta.

-Creo que desea escucharte, intuye una buena historia. Respeta mucho a los mayores. Verás que se mantendrá en silencio cuando empieces la historia.

Pues todo comenzó allá por los primeros años setentas, cuando recién regresaba de La Lumumba, donde me gradué en Historia y comenzamos a vivir días muy convulsos y nos entusiasmó la organización revolucionaria. Queríamos transformar nuestra patria y hacerla más justa. Eso nos motivo mucho y de las ideas pasamos a la acción.

Alquilamos una casa en San Joaquín de Flores, cerca del cementerio, del famoso Betancourt y a mí me tocó negociar con él.

La conozco, desde chiquillo solía pasar mirándola como una casa misteriosa, siempre cerrada y sin habitantes, al lado de un recibidor de café, de Los Sánchez y como usurpando la gran hacienda de café de los padres de un ex presidente.

Algunas veces, nos metíamos por una ventanilla que tenía el vidrio quebrado y llenos de asombro recorríamos las oscuras habitaciones, llenas de murciélagos y alguno que otro espíritu  del vecino cementerio que llegaba a descansar en los suaves colchones.

Pues, gracias a un sobrino de Cuco, logramos planear el secuestro y una noche oscura, tocábamos la puerta de su residencia y sin esperarlo apareció el profesor Patrocinio. Sin mediar palabra alguna, lo encañonamos, lo montamos en el auto y lo trasladamos de inmediato a su nueva residencia.

Los niños seguían jugando con las palomas y las ardillas que se peleaban  los granitos de maíz picado que les tiraban, se sentaban a saborear las semillas. Otros ya mayorcitos con sus caballos jineteados por niños como charros, sacaban fotos que vendían a sus padres, para conserva  como un recuerdo del parque de Los Mangos.

¿Y ese sobrino era amigo de ustedes?

Sí, él nos orientaba y nuestro jefe, planeaba todo lo que día a día debíamos hacer. Así escogimos la habitación del fondo que era pequeña y un tanto oculta, muy independiente pero que se comunicaba con el servicio sanitario y el baño. Siempre se mantenía vigilado por dos compañeros y yo atendía los ruidos de la calle y las inoportunas visitas que de vez en cuando hacían algunas vecinas cercanas a nuestro refugio.

Trece días duró su cautiverio, maldito número que nos trajo tanto dolor y fracaso.

La paloma alzó sus alas y las abanicó como deseando sacudirse los malos augurios invocados en su presencia...

Una noche llegó Isaac Araya con sus matones del DIC. Los pasamos con respeto a su interior. Vieron y registraron todo y de pronto me dijo con voz de mando:

¿Y detrás de esa puerta qué hay?

 El baño y el servicio sanitario y con prontitud se la abrí. Miró con detenimiento por unos segundos y a su lado pasó Ana con dirección a la cocina.

¿Y ésa joven qué hace aquí?

Es la sirviente, señor.

Se quedó mirándola de arriba abajo y les dijo a sus subalternos:

 -Vamos, estos hijueputas lo que tienen es carnita fresca para pasar la noche abrigados.

Se rieron todos y partieron, sin encontrar lo que buscaban...

Y se llegó a la entrega del millón de colones acordado que solicitamos a Cuco.

 El profesor Patrocinio Arrieta Leiva que había  ocupado la Jefatura de Educación Primaria en 1924-25 y como tal presidió la Sociedad de Socorros Mutuos del Magisterio, consiguió el dinero que hasta de Nicaragua le mandaron. Tenía  fama como prestamista. Y de poseer algunas propiedades. Unos afirman que después del suceso, Cuco colaboró con dinero para el MRP.

El Jefe preparó su entrega. Y cometió la imprudencia, ¿o sería traición?, de llamarnos desde un teléfono público frente a un negocio. Una mujer escuchó su conversación y de inmediato llamó a la DIS.

_Debe ir uno de ustedes hasta el puente del Virilla, cerca del colegio Castella, debajo de él le entregarán un paquete con el dinero, fueron las instrucciones de nuestro Jefe..

Patujo, joven muy valiente, se ofreció de inmediato a realizar la operación pero no regresó...

-Por favor, déjeme ahí en el puente. Pagué lo que marcaba la maría, y bajé de inmediato, casi frente a un enorme hueco que habían hecho unos obreros que, en ese momento tomaban su café en  los alrededores. Vi un automóvil casi en mi frente y por la ventanilla un sacerdote me llamaba. Me acerqué y al llegar a su lado me dijo:

-¿Usted viene por esto y me enseñó un paquete que estaba en el asiento trasero, custodiado por un joven.

-Entre me solicitó el otro que estaba al lado del sacerdote que manejaba el auto, y me abrió la puerta delantera.

Un tanto sorprendido le obedecí y me senté casi encima de la palanca de las marchas. El  cura me miró como si fuera un pecador y pude ver la cacha del arma que ocultaba debajo de la sotana a la altura de la cintura. Todo se iluminó  en mi cabeza. El cura arrancó y aceleró antes de partir. Fue el momento preciso cuando puse los pies en el chasis y con fuerza me empuje hacia atrás, mientras sacaba y disparaba el arma que portaba. Lo herí en una pierna y el paquete con el dinero voló por la ventana y cayó en el enorme hueco abierto en el puente.

Con una fuerza descomunal el agente del asiento trasero me redujo a la impotencia, me puso las esposas, me golpeó en la cabeza con la cacha de su revólver, perdí el conocimiento  y a la mañana del otro día amanecí en una fría celda, desnudo con tres gorilas al frente.

-¡Hable maricas o le sacamos la lengua! Y golpes van y vienen. Me sentaron en una tina con hielo y con una manguera me lanzaban agua.

Calle lo que puede hasta que me desmayé.

No me preguntaban por el jefe ni dónde estaban mis camaradas pero insistían en que les dijera los planes que tenían, para qué queríamos el dinero y que pensábamos realizar con él y quiénes eran nuestros cómplices.

Nuestra amiga la paloma permanecía en silencio y de pronto levantó el vuelo, dio tres vueltas alrededor de la estatua de Tomás Guardia recién colocada en el parquecito , construido al lado del Museo y se posó en la cabeza del general.

Poco tiempo duró en ese lugar, volvió a nuestro lugar y con las alas , los movimientos, la mirada reflexiva nos dio a entender.

Ese puente, llamado hoy de la platina está maldito. Los obreros taparon luego el hueco y confinaron el millón de colones a permanecer en sus abismos.

El falso cura murió poco después en una cantina de Paraíso de Cartago, donde había engañado al curita del pueblo para que le prestara la sotana y el cuello blanco. Lo mató su misma esposa cuando lo encontró tomando guaro con la amante. Sí, bastaron tres disparos al corazón frente a todos los presentes para que  cayera dormido entre las sillas de la cantina.

Por esa razón- continuaba, sin parar, la paloma- esa platina nunca se ha podido arreglar, está hechizada, y el espíritu del cura embustero, suele aparecer en las noches y horrorizar a los choferes que se estrellan contra las barandas del puente cuando lo ven levitar en sus orillas. Han muerto obreros por esa razón y elos gobiernos no terminan de pagar su reconstrucción y las indemnizaciones a empresas constructoras que no atinan con la solución. OAS es un ejemplo de ello.

Y guardó silencio, alzo el vuelo y se fue a la glorieta a mojarse un poco y chapotear la fresca agua que salí en la cumbre.

Las ardillas seguían jugando y comiendo las semillas que les lanzaban los niños y se protegían a veces en los huecos del viejo mango que servía de morada.

A las doce de la noche golpearon la puerta con fuerza. Nos habíamos preparado para ese desenlace. Abrí y me encontré de frente con unos oficiales que me pidieron los dejara entrar.

-¿Traen permiso de un juez?

Permaneció unos segundos callado y pensativo.

-Todos duermen y sería injusto despertarlos.  

-¿Porqué no regresan por la mañana?

Esperaremos afuera y se retiraron a sus alrededores.

Las mujeres vestidas con el hábito de la Virgen del Carmen, espiaban atentas por las ventanas y pronto comenzaron los cuchicheos. Los vienen a sacar, seguro esperan que sea de mañana.

Y así pararon en vela toda la noche. Hasta los espíritus salieron del cementerio y se desvelaron también.

En esa mañana, las mujeres de hábito mandaron correos a todo el vecindario y más allá. Pronto se juntaron en las cercanías de la casa del secuestro.

Mientras tanto el curita en su parroquia casi tenía que rezar el rosario solo, con la compañía de sus monaguillos y los seguidores acostumbrados que nunca faltaban.

Y llegó el momento tan esperado. Las puertas de la casa se abrieron en el preciso momento que también se abrían las fauces de las perreras y poco a  poco fueron saliendo los secuestradores esposados y cabizbajos. Solo don Cuco se mostraba feliz y se montaba en el auto del Comandante.

Ahuera las mujeres del hábito del Carmen se agrupaban, tomaban el Cristo del rosario que colgaba de sus pescuezos y gritaban: ¡muerte a todos esos malditos comunistas, violadores, ateos! A la cárcel, métanlos en la prisión más tormentosa...

Y el cura de la parroquia oraba:

Jesús, puesto de rodillas, oraba diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y entrando en agonía oraba con más intensidad. Y le vino un sudor como de gotas de sangre que caían hasta el suelo

¡A la cárcel, malditos comunistas, lejos de nuestro pueblo. Aquí no los queremos jamás.

Pilato se dirigió de nuevo a los judíos y les dijo: Yo no encuentro en El ninguna culpa. Hay entre vosotros la costumbre de que os suelte uno por la Pascua, ¿queréis, pues, que os suelte al Rey de los judíos? Entonces gritaron de nuevo: A Este no, a Barrabás. Barrabás era un ladrón. Entonces Pilato tomó a Jesús y mandó que lo azotaran

Y se los llevaron rumbo a San José, directo a las celdas de la DIC...

En un pueblito una madre no pudo dormir. Pasó la noche entre rezos y lloros. No podía aceptar y menos comprender que a su hijo estuviera metido en ese secuestro. Pero ella lo escuchó con claridad en radio Alajuela.

La policía había entrado a la casa de Binocourt, donde tenía a Cuco  y los secuestradores fueron trasladados a las celdas de la DIC en San José.

Mi hijo está entre ellos. Hace 13 días que no llega a dormir y ni una llamada. Lo tienen que haber engañado.

Y a las seis de la mañana se tiró de su cama y buscó uno cuadernillo viejo que tenía en el fondo de la cómoda. Arrancó una hoja en blanco, tomó un lapicero y se puso a escribir.

Estimado don nando ya no puedo soportar tanto dolor, ayer escuché por radio alajuela que habían apresado unos secuestradores de un señor llamado cuco aprieta y casi estoy segura que mi hijo, el que trabajó para usted, está entre los secuestradores.

No tengo a quien acudir y como sé que ud. Es tan bueno y generoso, que dios te lo recompense con miles de bendiciones, ará algo para que a mi hijo no lo maten pues seguro él fue engañado. El nunca hizo daño a nadie, a lo sumo se tomaba, por las noches unos traguillos en la cantina de los guillén pero de eso no pasaba y es muy honrado y trabajador. Usted lo conoce.

Espero que le puedas ayudar y esta vieja recuperar un poco de paz pues no descanso de llorar.

Y puso al final su nombre:

Ruperta. La la final aparecía manchada como si una lágrima hubiese caído en ella.

Tomó el papel y lo dobló cuidadosamente, salió a la calle y vio que Miguelillo el hijo de la vecina ya iba para la escuela y le pidió el favor:

-Miguelito, llévele esta carta a don nando y se la entrega en sus propias manos y le dice que se la mandé yo.

El chiquillo tomó en sus manos el papel doblado y antes de llegar a la escuela, cumplió fielmente el encargo.

Esa mañana me levantaron con golpes como a las nueve  y siguieron con el interrogatorio y las torturas. Me había puesto dos camisas y dos pantalones para mitigar los porrazos yaliviar el dolor cuando me metieran a la tina llena de hielo y agua.

Dígame qué pensaban hacer con ese millón, gran cabrón. Quiénes lo llevarían a cabo y como callaba me levantaban del pelo que por cierto no me dolía y me quemaban con cigarros la espalda ya desnuda.

Hable pendejo, dígame quiénes y donde están sus cómplices.

Y ya muy enojado por mi silencio, el oficial, pidió que me levantaran en vilo y me propinó tal pichazo en la cara que la sangre salió expulsada con fuerza y bañó literalmente a todos los presentes. Y seguían los gritos en las celdas vecinas

-Eso no, no me violen, por su madrecita... pero no se detenían...

Y sucedió el milagro. Fue obra del Espíritu Santo, solo Él lo podía hacer.

De pronto apareció el Ministro y abrió la celda, me echó una mirada y con voz fuerte  de mando, dijo:

Este caso es mío. Yo lo llevaré hasta el final. Salgan de aquí y no quiero ver a ningunos de ustedes intervenir en él. Es una orden.

Y no hubo nada que explicar, los oficiales torturadores, salieron de la celda y también de las otras y un silencio se apoderó de en celdas y prisioneros.

El milagro ocurrió.....

Y nos mantuvieron en las celadas como cuatro días sin comer pero sin patadas y golpes mañana y  tarde como antes. Y después de siete meses tranquilos nos trasladaron a la casa de Tomás Guardia, ahí en frente y nos procesaron. El tribunal nos impuso tres años de prisión y me dieron un año de pena condicional.

Sí, recibíamos visitas de estudiantes y profesores y el tiempo se hizo más llevadero. Pronto recobraría la libertad y me fui a Pérez Zeledón a trabajar como profesor de historia en la sede de la Universidad Nacional. Mi pesadilla había terminado pero...

Algunos años después, otra familia de jóvenes universitarios de la UCR, rebeldes, llenos de patriotismo, irreverentes  y valientes, se les ocurrió tirar por los suelos, la estatua del machillo del norte, John F. Kennedy, erigida tiempo atrás poco después de visitar nuestro país en el parquecito, frente a la iglesia de San Pedro de Montes de Oca.

Era el año 1963 cuando el presidente del norte, llegaba a este país con un espejito grande, lleno de promesas, llamado Alianza para el Progreso y un valiente, un gigante un enorme coloso, lo recibió al poner los pies en suelo costarricense con un enorme baño de ceniza, como queriendo decirle Polvo eres y en polvo se convertirá. Y no descanso en días y semanas de lanzar ceniza de su vientre que volaba por todos los confines de de esta tierra y más allá.

Los días que el machito permaneció en este país, se refugiaba en el Club Unión o el Teatro Nacional, entre brindis y banquetes y el coloso Irazú, seguía terco en su empresa de protestar con ceniza esa visita de cortesía pero engañosa.

Y murieron las vacas con la ubre llena de arena, los techos y canoas de las casas caían con tanto peso, los cafetos maduros no recibían a los cogedores y las alcantarillas se llenaban de arena y las cuadrillas municipales no daban abasto a recoger tantos sacos de ella. Y el volcán ensanchaba su vientre y vomitaba con furia cada vez más sus cóleras arenosas. El gringuito se fue y aún así la arena seguía cayendo, como para meter en cada habitante la idea de que polvo somos y en polvo nos convertiremos.

Poco después esa sentencia se cumplía en Texas cuando el presidente era abatido desde una ventana de un certero disparo de un francotirador.

Y los jóvenes intentaron botar la estatua del parquecito y solo fue un intento pues la policía acudió al lugar y los reprimió.

En la persecución y el tiroteo murieron tres oficiales de policía: Rafael Godínez Mora, Luis Martínez Hall, Luis Anchía Álvarez, el taxista Miguel Aguilar Porras, y Carlos Gerardo Enríquez Solano, sindicado como integrante del grupo "la Familia".

Y fueron apresados otros integrantes del grupo, entre los que estaba Viviana Gallardo, siendo un adolescente que cursaba su último año de secundaria. Ella también luchaba porque conocía y tenía conciencia de que poco menos de dos años antes se producía la insurrección que derribó a la dictadura somocista, y ya para esas fechas empezaba una prolongada y cruenta contraofensiva política y militar de los Estados Unidos, que alcanza su apogeo con la administración republicana de Ronald Reagan, que entrenó, financió y armó hasta los dientes a la contra nicaragüense.

Fueron llevados a las celdas de la DIS y unos días después era asesinada esta joven por el cabo Bolaños delante de testigos que horrorizados contemplaron la escena.

Bolaños fue condenado  con mano suave. Se le dio la libertad de trabajar de día en la calle y dormir en la cárcel. Se le benefició con la pena condicional y no duró mucho en prisión nocturna.
No se investigó ni castigó a ningún personero de rango superior y el crimen quedó en una impunidad total.

EL milagro también se cumplió para los asesinos pero no para los jóvenes, especialmente la adolescente valiente que murió por defender una patria libre.

La paloma abandonó mi rodilla, se sacudió y alzo vuelo muy alto hasta llegar a la cúpula de la catedral que estaba a nuestro lado derecho y se posó en la cruz. Nos miró  como intimidándonos y dejó escuchar la célebre frase que recorrería pueblos y montañas que decía:

MUCHOS VILLANOS TIENEN ESTATUAS MIENTRAS LOS HÉROES VIVEN EN EL OLVIDO

Eduardo Hidalgo Castro

| No Comments

EDUARDO  HIDALGO CASTRO

(1988)

Eduardo Hidalgo Castro, nació en San Sebastián, San José Centro el día 03 de mayo del año 1988.  Es escritor y músico y esta es la primea obra literaria que publica.: Al final del camino.

LO QUE HA ESCRITO EDUARDO HIDALGO CASTRO

 

NOVELA

1. Al final del camino: 2014

 

La novela es catalogada por algunos como romántica y cuenta la historia de amor de Adam Cohen y Samanta Jefferson, dos jóvenes de distinta clase social que se conocen en la secundaria y se enamoran, sin saber que el destino les tenía preparada una mala pasada que los haría comprender que el verdadero amor trasciende mas allá de la muerte.

Powered by Movable Type 4.23-en

Recent Comments

  • Triana Fernàndez Segura: Buenos días. Mi nombre es Triana Fernàndez y soy read more
  • coche ocasión: Ha sido genial leer tu blog. Muy interesante como siempre read more
  • coches nuevos: Acabo de descubrir hoy tu blog y lo que he read more
  • Ver más información: Nos encanta tu sección, es muy imaginativo. Asiduos a este read more
  • Referencia de ayuda: Acabo de descubrir hoy tu blog y lo que he read more
  • Haz click aquí: Me encanta tu sección, es muy imaginativo. Sere asidua a read more
  • Usar este enlace: Este es un buén artículo, mi hermana está muy interesada, read more
  • Aquí: Me encanta tu sección, es muy imaginativo. Sere asidua a read more
  • Click para ir a la fuente: Ha sido genial leer tu blog. Muy interesante como siempre read more
  • Jesús Garro: Estimado Benedicto Víquez Guzmán le he enviado una información publicada read more

Recent Assets

  • DSC01742.JPG Benedicto Víquez Guzmán

Find recent content on the main index or look in the archives to find all content.